Contaminación mató a 9 millones de personas en 2015

Un estudio difundido hoy por la revista médica británica “The Lancet”, en el que participaron 40 científicos de diversos países, encontró que un 16 % de las muertes en 2015 ocurrieron por enfermedades relacionadas con la contaminación.

MED714. MEDELLÍN (COLOMBIA), 01/04/2016.- Vista panorámica hoy, viernes 1 de abril de 2016, de Medellín (Colombia). Medellín que registra altos niveles de contaminación se encuentra en alerta roja, lo que obligó a las autoridades a desplegar un paquete de restricciones para mejorar la calidad del aire. EFE/Luis Eduardo Noriega A.

 

Un 16% de las muertes en el mundo, lo que supone unos 9 millones de personas, ocurrieron en 2015 debido a enfermedades relacionadas con la contaminación, según un estudio difundido hoy por la revista médica británica “The Lancet”.

La investigación fue elaborada por la Comisión sobre Polución y Salud, un proyecto que se extendió por dos años en el que han participado más de cuarenta expertos con financiación de organismos como la Unión Europea (UE) y la ONU. The Lancet fue la encargada de organizar la comisión.

La ivestigación revisó la contaminación presente en el aire, el agua y otros elementos al que se ven expuestas las personas y cómo cada una de ellas incidió en las muertes del 2015. Dolencias cardiovasculares y coronarias, ictus, cáncer de pulmón y obstrucción pulmonar crónica son algunas de las enfermedades que están intimamente relacionadas con la polución de estos elementos.

De acuerdo con los datos recogidos, la contaminación del aire sigue siendo el tipo de polución más mortal, pues se relacionó en el periodo estudiado con 6,5 millones de decesos. Le siguió la contaminación del agua, responsable de enfermedades que causaron 1,8 millones de fallecimientos.

La polución en el lugar de trabajo, por exposición o manejo de sustancias tóxicas, se vinculó a 0,8 millones de muertes.

Pero el ambiente contaminado no mata a todos los seres por igual. Un 92 % del total de las muertes relacionadas con la contaminación ocurrieon en países de ingresos medios o bajos. Lugares de rápida industrialización fueron los más afectados.

Fue así como Bangladesh, Somalia, Chad, Níger, India, Nepal, Sudán del Sur, Eritrea, Madagascar y Pakistán se coronaron como los más fectados por la contaminación, mientras que Brunei, Suecia, Finlandia, Barbados, Nueva Zelanda, Trinidad y Tobago, Canadá, Islandia, Bahamas y Noruega se vieron en los últimos lugares.

Los autores del estudio señalan que, además del costo en vidas humanas que deja el problema, las dolencias derivadas de la contaminación tienen un costo global para los sistemas de salud de unos US$4,6 billones al año, que equivalen al 6,2 % de la producción económica mundial.

Más que un desafío ambiental

“La polución es mucho más que un desafío medioambiental. Se trata de una amenaza profunda y generalizada que afecta a muchos aspectos de la salud y el bienestar humanos”, declaró uno de los directores de la Comisión, Philip Handrigan, de la Escuela de Medicina Icahn de Estados Unidos.

Landrigan subrayó que el asunto “merece la atención de los dirigentes internacionales, la sociedad civil, los profesionales de la salud y la gente de todo el mundo”, y lamentó que hasta ahora no se haya incluido dentro de las prioridades sanitarias y de financiación internacional.

“Nuestro objetivo es concienciar a nivel global de la importancia del asunto de la polución, y movilizar la voluntad política para hacerle frente“, añadió.

Uno de los autores del estudio, Karti Sandilya, de la organización no gubernamental Pure Earth, dijo además que “la polución, la pobreza, la mala salud y la injusticia social están totalmente interconectados“, por lo que en efecto la contaminación y sus consecuencias “son una amenaza para los derechos humanos básicos“.

Colombia, ¿cómo va?

Para nadie es un secreto que el país también tiene índices de contaminación bastante elevados. Medellín, en Antioquia, se coronó en 2016 como la novena urbe más contaminada de América Latina. En 2012, el Ministerio de Salud publicó un informe en el que reveló que al año, morían en el país 5.000 personas como consecuencia de contaminación aerea, y que por los menos 65.000 personas veían su salud gravemente afectada por esta razón.

No obstante, como en el mundo, no en todas partes de Colombia se respira el mismo aire. Cesar, Pasto, Valledupar, Armenia y la localidad de San Cristóbal y de Usaquén, en Bogotá, fueron los más sanos. En contraste, los lugares más contaminados son la estación de Carvajal y La Sevillana, en Bogotá, y el Éxito de San Antonio, en Medellín. Además, en el suroccidente de Bogotá, como la localidad de Kennedy, se presentaron niveles que superaron la norma. (Lea también: Bogotá y Medellín, rajadas por contaminación)

El caso de Medellín, cuya geografía empeora las concentraciones de partículas contaminantes, fue tan grave que en marzo de este año, el Ministerio de Ambiente anunció que tomaría cartas en el asunto.

De acuerdo con el ministro Luis Gilberto Murillo, “se crearán instrumentos que propicien el despliegue masivo de vehículos de emisiones cero. Esto tiene que ver con la modernización tecnológica que nos permitirá mejorar la flota vehicular de transporte de carga, del sistema de transporte público y motos. Hay que promover límites de emisión más exigentes, al igual que sanciones”.

Así, la meta es que en esa ciudad la contaminación disminuya un 74% para 2030. Pero para el resto del país, las estrategias no parecen tan claras.

En cuanto a la contaminación de las aguas existen acciones concretas. Casos emblemáticos como la sentencia de la Corte constitucional que le dió derechos al río Atrato o aquella que ordenó descontaminar el río Bogotá dan cuenta de que el problema sí se está mirando. Pero queda muchísimo por hacer.

En su informe “Progreso en Agua Potable, Saneamiento e Higiene: 2017″, la OMS señaló que, al igual que el resto de países latinoamericanos, Colombia está quedadísima en saneamiento básico. Si bien el 86% de colombianos tiene acceso a un sistema de saneamiento básico (como alcantarillado que recoja sus desechos) apenas un 20% dispone de un sistema de saneamiento que además de recogerlo, le de tratamiento a estas aguas negras.

Posted by Fede_admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *